¡A desintoxicar su organismo con terapias de Detox!

En la actualidad ha cobrado fuerza lo que se conoce como la Detox (terapia de desintoxicación), una estrategia de limpieza o desintoxicación del cuerpo, en la que se llevan a cabo cambios en la alimentación, junto con terapias especiales en medicina alternativa para facilitar que el cuerpo elimine las impurezas y toxinas.

En este orden de ideas, entre los beneficios de esta terapia está fortalecer el sistema inmune, pues las toxinas del ambiente lo vuelven más vulnerable a cualquier tipo de enfermedad. Al realizarse el  Detox el cuerpo se alcaliniza y fortalece el sistema de defensa natural del cuerpo.

También ayuda abajar de peso, puesto que el proceso desencapsula las toxinas de las células de grasa,  mejora el metabolismo e impulsa la capacidad del cuerpo para bajar de peso de forma natural.

De igual forma, evita el envejecimiento prematuro. De acuerdo con la doctora Luz Marina Díaz, la mala alimentación y la exposición a elementos nocivos del medio ambiente llevan a la acumulación de los principales responsables del envejecimiento prematuro, es decir, metales pesados (como el mercurio o el plomo) y los radicales libres (moléculas que afectan el ADN y la reproducción de las células). Con la desintoxicación son removidas de la superficie del intestino, permitiendo una mejor absorción de nutrientes, antioxidantes y vitaminas.

Además, mejora la calidad de la piel, ya que el exceso de oleosidad, el acné y los rojeces en la cara son signos de acumulación tóxica; y aumenta la energía pues el cuerpo descansa de metabolizar sustancias irritantes, lo cual se refleja en un mejor estado de ánimo, sensación de vitalidad y energía.

Así mismo, combate el estrés. Al eliminar toxinas, también se evitan los síntomas secundarios como ansiedad, irritabilidad, impulsividad o cansancio.

Los tipos de terapia

En este sentido, según la especialista y gerente de la clínica Dra. Luz Marina Díaz (www.draluzmarinadiaz.com), existen dos terapias especiales para realizar la desintoxicación, es decir, la básica y la avanzada.

En la terapia básica los resultados se observan con rapidez gracias a la activación de los sistemas de eliminación de toxinas, especialmente del sistema linfático. El tratamiento se hace de manera oral.

Es eficaz en casos como personas con problemas respiratorios, cuadros específicos de cansancio o fatiga, pacientes con patologías musculares o reumáticas o que sufran de problemas digestivos como estreñimiento o digestión pesada.

Otros casos son:

1. Pacientes con problemas cutáneos como acné, eczema y sudoración excesiva.

 2. Que presentan obesidad, celulitis o retención de líquidos.

3. Ante un tratamiento de deshabituación tabáquica.

4. Con trastornos del sueño, cambios de humor, problemas de memoria o polimedicados.

5. O cualquier persona que sin presentar ninguna patología, tenga un ritmo de vida estresante, no lleve una buena alimentación, beba mucho café o estimulantes o que quieran fortalecer el sistema inmunológico.

En cuanto a la terapia avanzada, está indicada para aquellas personas que necesitan una desintoxicación más profunda ya que están más expuestos a toxina de manera permanente o que tienen de base una enfermedad que limita el funcionamiento de los órganos implicados en el proceso de metabolización de toxinas como el hígado, o los sistemas digestivo, renal y linfático.

Es muy útil en aquellas personas que presentan retención de líquidos o están sometidos a procedimientos orales con isotretinoina o algún otro tipo de fármaco permanente, en fumadores o con alta carga de estrés.

La terapia se realiza mediante la aplicación de medicamentos homeopáticos alemanes con registro Invima, de manera endovenosa, directamente por medio de sueros, o en técnica de auto sanguis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *